La Ilustración

 

En 1776, las 13 colonias americanas se separan e independizan, tras la Guerra de la Independencia, que durará hasta 1773, y se generará un régimen democrático, republicano y liberal. Los franceses se verán muy influidos por este modelo norteamericano. Lafallette luchará a favor de los colonos contra los ingleses. Posteriormente, al terminar la Guerra, llevará esas ideas a Francia.

Lafallette asegurará que el liberalismo es el hijo de la Ilustración. Existirán otros autores franceses que defenderán el liberalismo. Sus principios son:

  • Los ilustrados son anglófilos (amantes de Inglaterra). Montesquieu, por ejemplo, será un gran admirador de la Constitución Inglesa, la cual defenderá en sus textos. Intelectuales como Montesquieu, Rousseau, Voltaire, etc, defenderán el Régimen Político inglés, con libros como “El espíritu de las leyes”, de Montesquieu, donde se asegura que los ingleses son libres porque existe separación de poderes.
  • Esto es una garantía de libertad.

 

  • La ilustración se caracterizará por la fe de los ilustrados en la raza humana, una fe tal vez excesiva en la razón (Leyes Universales de Newton, etc). Existirá gran confianza en el poder de la inteligencia. Algunos ilustrados serán utópicos: aseguran que con la razón puede diseñarse sistemas políticos perfectos. Esa confianza en la razón dará lugar a utopías.
  • Son sumamente críticos con todo aquello que no es racional (es decir, todas las instituciones del momento, todo el Antiguo Régimen, la moral, religión, etc). Lo que no cumple los requisitos racionales no puede ser tomado en serio. También son muy críticos en cuanto a la religión: son ateos o enemigos de la religión católica (un ejemplo perfecto es Voltaire, enormemente crítico con la religión cristiana católica en Francia). La religión cristiana no es racional y monopoliza la educación. Voltaire dice que esta educación está perpetuando en la gente ideas ignorantes, fanáticas y religiosas (lo expresará en su “Tratado de las cartas sobre la tolerancia”).
  • También se produce una crítica a la moral. Se critica el comportamiento de los hombres y mujeres en el S. XVIII: las costumbres, las parejas de hecho, que los padres no eduquen a sus hijos… Ellos se preguntan: ¿Es natural que la gente se case así?
  • Crítica a la política. ¿Es racional que una sola persona gobierne a todo el mundo? ¿Es racional que la burguesía no pueda acceder a las élites políticas? ¿Es racional el régimen económico, el mercantilismo?

Los liberales sometrán todo el régimen medieval a una crítica despiadada.

Destacarán una serie de ideas:

 Idea de progreso y felicidad: el ilustrado es optimista. Consideran que tienen suerte por venir al mundo en el momento de mayor progreso (destacan la superioridad del siglo).

Confían en dicho progreso: la humanidad puede perfeccionarse indefinidamente. Creen en el progreso de Europa, superior al resto del mundo (germen del imperialismo). Esa idea del progreso permeará la cultura europea hasta que en 1914 estalle la I Guerra Mundial. La I Guerra Mundial será el gran mazazo, la crisis de la conciencia europea. A partir de entonces se cernirá un cierto pesimismo sobre el hombre europeo. Después, los nazis, con su holocausto, provocará la crítica al ser humano occidental y su perceptibilidad.

El ilustrado cree en la perceptibilidad: el ser humano puede ser virtuoso, bueno, feliz y sabio a través de una educación adecuada, laica, racional y moderna. Los nazis cuestionarán esto: que curioso que se de este hecho en uno de los países más cultos de Europa. 

 La educación hace más feliz al ser humano: Idea de la felicidad. El hombre debe ser feliz en este mundo. (ruptura de la idea medieval como sufrimiento). La Declaración de Independencia de EEUU defiende la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. 

 Existen derechos naturales: los ilustrados plantean que los seres humanos, por el hecho de serlo, tienen ya unos derechos. Esos derechos existen antes de que haya ningún Estado o Gobierno. El Estado no me concede el derecho, debe reconocer mis derechos y protegerlos, pero él no los concede, existen desde antes. Por ejemplo, el derecho a la vida, a la propiedad y a la libertad. Yo tengo unos derechos antes de que exista el estado, por el hecho de ser persona. 

 En resumen, hay una naturaleza humana común, todos los hombres son iguales y tienen los mismos derechos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: